RICARDO ARJONA SE DESPIDIÓ DE ECUADOR OFRECIENDO SU ÚLTIMO CONCIERTO EN GUAYAQUIL

“Guayaquil buenas noches. Para todos aquellos que piensa que vivir es respirar, que moverse por ahí es tener licencia para hacerlo, ir al trabajo ocho horas diarias regresar a casa, para los que piensan que vivir es eso, les tengo una mala noticia, es mucho más que eso, quieren una muestra de vivir”, señaló Ricardo Arjona.

Seguido indicó que “Vivir es estar aquí para contradecir lo que dicen las noticias allá afuera, es reunirse para cantar, es celebrar a pesar de todo lo que está pasando afuera. Reunirse, cantar, vivir es golpear a la roca hasta convertirla en arena, es arriesgarse, es pecar, es besar, es tocar, es estar aquí hoy, es volver a Guayaquil, es permitirme regresar, muchas gracias hermanos, se les agradece”, a los 20 minutos después de haber iniciado su concierto que se desarrolló en el estadio Alberto Spencer el pasado sábado.

Previo a esta reflexión, el cantante guatemalteco, tocando su guitarra e interpretando Ella salió de una caja colocada en el escenario que minutos antes ya había sonado Circo soledad el homónimo de su gira que entre agosto y septiembre lo llevará a México.

Señorita, El problema, Sin daños a terceros y Acompáñame a estar solo, fueron algunos de los temas que sonaron en la primera media hora del show.

El cantante, de 53 años, segundos antes de cantar Hasta que la muerte los separe bromeó con quienes estén planeando una boda, los invitó a no escuchen ese tema. “Un grandísimo favor para para quienes estén pensando en boda, tápense los oídos, no la escuchen, puede ser, no les conviene”, dijo sonriente y relató una historia detrás de la canción.

La interacción con el público también primó por parte del compositor que también interpretó Desnuda, Lo poco que tengo, Realmente no estoy tan solo, Sin ti sin mí, Nada es como tú, Porque puedo, Historia de un taxi, entre otros temas.

En Señora de las 4 décadas Arjona agregando un poco de humor al leer carteles alusivos al tema que sostenían en el público señaló: “si ustedes supieran que esa canción decidimos que no la íbamos a cantar más. Uno debe aceptar que hay canciones que ya no le van quedando a uno”, dijo entre risas.

Enseguida mencionó que como se necesita cambiar un poco los roles en cuanto al tema, procedió a buscar a una dama que se encontraban entre las asistentes para subirla al escenario que durante todo el espectáculo tuvo como temática un circo.

La guayaquileña Rita Villao Pesantes, de 40 años, quien se encontraba en tribuna fue elegida y después de algunos minutos estuvo junto al cantante. “Todavía sigo sin creerlo, he visto el video muchas veces, he llorado y todavía sigo sin creerlo… Puse mi mano izquierda sobre la cara de él, tuve que tocarlo para saber si esto es cierto y que no estaba soñando despierta. Él me dijo gracias por haber corrido hasta acá…”, dijo emocionada Villao, quien es fanática del guatematelco hace más de 15 años gracias a su hermano Ricardo, quien ahora está radicado en Estados Unidos.

La maestra parvularia contó que en ocasiones anteriores que Arjona había visitado Guayaquil tenía previsto asistir, pero una vez, la salud de su hijo se deterioró, por lo que desistió en acudir y se quedó con la entrada comprada y en otra por falta de dinero no fue. Comentó que sus tres hijos también son seguidores del cantante.

Después de este acto, Arjona continuó con Te conozco y Fuiste tú, temas con los que aparentemente concluiría el show, sin embargo retornó al escenario para interpretar Minutos y nuevamente dejar el escenario, al pedido de otra, regresó para cantar Mujeres, tema con el que cerró su periplo de shows en Ecuador.

Como “increíble, súper, todo un espectáculo” calificó el show, Carla Guamán, quien llegó a Guayaquil acompañada de sus hermanas Marisela y Mayra, desde la provincia de El Oro.

Fuente…….http://ricardoarjona.com/ricardo-arjona-se-despidio-de-ecuador-ofreciendo-su-ultimo-concierto-en-guayaquil/

Be the first to comment

Leave a Reply